Mensaje del Hermano Mayor

Queridos hermanos,

Creo que a nadie se le escapa el momento tan sumamente delicado por el que está atravesando nuestra sociedad en estos momentos, y cuyas consecuencias todavía nadie conoce. Ello nos obliga a hacer un ejercicio enorme de responsabilidad por parte de todos y a ser absolutamente respetuosos con las medidas que se vayan imponiendo por parte de la administración, atendiendo a todas la medidas de confinamiento, seguridad e higiene al objeto de poder salir adelante de esta situación lo antes posible.

Como ya todos sabéis, por parte de la Cofradía hemos procedido al cierre de nuestra Casa de Hermandad, así como suspendido cualquier actividad que teníamos programada para estos días hasta tanto las circunstancias nos permitan otra cosa.

Si bien, como organización de fieles y como miembros de Junta de Gobierno tenemos la obligación, en la medida de nuestras posibilidades, de prepararnos para el tiempo litúrgico que estamos viviendo y cumplir con los fines que recogen nuestros Estatutos. Fundamentalmente en lo que atañe a capítulo de Caridad, Atención al Hermano y Formación. Para ello nos hemos sumado a la iniciativa de la Agrupación de Cofradías para colaborar en labores asistenciales con personas damnificadas por la crisis del coronavirus, y seguimos asistiendo a las personas que tenemos apadrinadas tras el cierre por razones de seguridad del economato de la Fundación Corinto.

En lo que respecta al apartado de Formación y Atención al Hermano, estos deben sentir muy cerca a nuestra Cofradía en estos momentos difíciles. Para ello, se está preparando un amplio programa de acciones que comenzarán los días previos al LunesSanto  y se prolongarán hasta el Domingo de Resurrección, al objeto de que sea compartido por los hermanos, sus familias y fieles que así lo deseen.

Termino. Esta terrible pandemia nos ha obligado a suspender nuestros desfiles profesionales, pero no nos impide seguir unidos, compartiendo momentos importantes, muy especiales para nosotros. Quedémonos con la enorme fortuna de haber disfrutado de nuestro pregón con motivo del 75 Aniversario de la reorganización de nuestra hermandad, con la presentación de nuestro cartel conmemorativo de dicha efeméride y el estreno de nuestra marcha “Estudiantes”. No nos debemos olvidar tampoco del enorme privilegio que supone que nuestro Cristo haya presidido el  Vía Crucis de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga en este año 2020. Posiblemente la única Imagen que vaya a procesionar durante esta Cuaresma. Y sobre todo vivamos intensamente esta próxima Semana Santa, pidamos al Santo Cristo Coronado de Espinas y a Nuestra Señora de Gracia y Esperanza que nos ayude a que esta situación termine pronto, atiendan a los enfermos y cuiden de todos nosotros y de nuestros seres queridos.

Mucho ánimo y un abrazo muy fuerte.


Jorge Alcántara Gallego
Hermano Mayor